Publicado el Deja un comentario

(Parte 1) Las maderas en el cajón flamenco: sintéticas y contrachapadas

¿Cuántos tipos de maderas para cajones flamencos existen?

¿De qué madera están hechos los cajones flamencos? ¿Qué madera elegir? ¿Son todas iguales? ¿Para qué sirve cada una? ¿Qué grosor es el adecuado? ¿Influye todo esto en el sonido? ¿De qué material está hecha la tapa? ¿con qué grosor? ¿Es el carbono y demás composites el futuro del cajón?

Tantas y tantas preguntas que nos formulamos a la hora de elegir un cajón, o simplemente a la hora de saber algo más acerca del fascinante mundo del cajón y su fabricación. Existen diferentes maderas disponibles en el mercado, pudiendo clasificarse de la siguiente manera:

  • Maderas sintéticas
  • Maderas contrachapadas
  • Maderas macizas
  • Maderas macizas alisonadas

En este blog vamos a intentar resolver estas dudas que nos asaltan y aclarar la diferencia entre cada tipo de madera en cajones flamencos y cuál es la más conveniente para cada uso. Esto dependerá de algunos aspectos como pueden ser:

  • Precio
  • Utilidad y aplicación
  • Robustez
  • Estética y presencia

En esta entrada hablaremos concretamente de las ventajas e inconvenientes de las maderas sintéticas y las contrachapadas.

Maderas sintéticas

La palabra maderas no sería del todo correcta, ya que este tipo de producto es realmente el resultado de unir varios residuos de la industria de la madera con adhesivos especiales y sometidos a una extrema presión y temperatura para su fabricación.

El resultado es asombrosamente bueno, llegando a veces a mezclar residuos de madera con residuos plásticos y otros residuos de origen no natural.

Así, se originan maderas sintéticas (o tecnológicas) como las usadas para la fabricación de tarimas flotantes, tarimas sintéticas para exterior, placas de terminación de exteriores, vigas de decoración, aqua-paneles… y un sinfín de aplicaciones, debido a su larga durabilidad y fácil o bajo mantenimiento.

Este tipo de producto en su versión denominada DM o MDF (Fibropanel) es un producto fantástico para la fabricación de cajones flamencos económicos, debido a ventajas como:

  • Precio de adquisición
  • Cualidades acústicas
  • Fácil manejo y manufactura
  • Bajo o nulo mantenimiento
  • Posibilidades de decoración

Sin embargo, este tipo de madera no está exenta de inconvenientes, pues puede resultar un poco frágil ante los golpes, más pesada que otras y con una durabilidad más limitada. Pese a ello, sigue siendo la más utilizada para cajones de iniciación debido a sus cualidades acústicas soresalientes, en relación a calidad-precio.

En nuestro caso, utilizamos estas maderas para gran parte de nuestra gama de iniciación, como en la Serie Viva o Serie Zoco.

Maderas contrachapadas (Contrachapado)

También se conoce como multilaminado, plywood, triplay o madera terciada.

Es un tablero elaborado con finas chapas de madera pegadas con las fibras transversalmente una sobre la otra con resinas sintéticas y sometidas a fuerte presión y calor.

Este es el tipo de madera para cajones flamencos es la más comúnmente utilizada debido sus ventajas:

  • Versatilidad
  • Robustez
  • Variedad de tipos y calibres
  • Ligereza
  • Comportamiento al clima

La profusa utilización de este material en la fabricación de cajones viene dada fundamentalmente porque es un material que se comporta muy bien ante situaciones adversas, y tiene las siguientes ventajas entre otras:

  • Aguanta muy bien los golpes.
  • Buen comportamiento ante climatología adversa.
  • Posibilidad de rechapado y apariencia exterior (Puede revestirse y parecer otra madera)
  • Material bastante ecológico en general y no genera residuos tóxicos

Pero también tiene sus desventajas:

  • Cualidades acústicas aceptables (no sobresalientes)
  • Material con muchos nudos en su composición
  • Requiere mantenimiento

Aquí tenemos que aclarar algunas e importantes cosas:

Este tipo de material, sobre todo el contrachapado de abedul, no fue desarrollado pensando en la fabricación de instrumentos. Fue pensado para el revestimiento de cubiertas e interiores de barcos, de ahí que se le conozca como tablero “marino”. Se trataría pues de un material adoptado por el mundo del cajón, con sus ventajas e inconvenientes.

Inconveniente de este material: posible fraude o engaño al cliente

Se trata de un material que al ser fácilmente revestido o rechapado, es muy fácil ser engañado a la hora de comprar un cajón, especialmente si no se conoce muy bien el mundo de la madera. No es raro encontrarnos fabricantes que muestran una publicidad engañosa cuando nos dicen: “Tapa golpeadora de Roble, o de Cocobolo, o de Wengué”, cuando en realidad la tapa es de contrachapado de Abedul Standard, revestido o rechapado con láminas finas de diferentes maderas que le dan la “apariencia”, pero solo eso: apariencia.

Queremos ser claros en este aspecto y destacar que en J. Leiva Percussion jamás se han rechapado ni revestido tapas golpeadoras o chasis de cajones. Se trata de una práctica que no sólo no favorece al sonido, sino que lo perjudican notablemente y enmascara.

Como todos sabéis, nuestra marca se caracteriza por tener un sonido especial que nos define, y esto se consigue usando los menores o nulos procesos de modificación en la naturaleza de nuestra materia prima.

Nuestra serie avanzada y parte de la profesional está fabricada en madera de contrachapado de Abedul (Birch Plywood):

Hasta aquí nuestra primera entrega acerca de este apasionante apartado. En la próxima entrada hablaremos de las maderas macizas y las maderas macizas alistonadas. Recuerda que puedes encontrar todas nuestras entradas de blog aquí.

Esperamos que os sea de utilidad y que en el futuro no os den gato por liebre en la adquisición de vuestro cajón flamenco 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.